Acciones en dos barrios del conurbano bonaerense


Una decena de voluntarios se animaron a ser parte del cambio propuesto en el barrio Mitre, de la localidad de Muñiz, partido de San Miguel, y en el Rincón de Milberg, en el partido de Tigre, en el marco de la campaña Defensores de Mamás en el conurbano bonaerense.


Los Defensores de Mamás propusieron dinámicas para entrar en confianza y poder contarles la propuesta de acompañamiento durante el embarazo y los primeros meses después del parto. Al comienzo propusieron "El juego de fósforo", una suerte de ronda en la que cada madre contaba cuál era el momento más feliz de su vida y las preocupaciones que tenían en torno a la maternidad.


Desde el equipo de apoyo, se propuso a las madres acompañarlas en el embarazo y los primeros meses del embarazo, asistiéndolas en sus miedos y preocupaciones, capacitándolas sobre el cuidado de su cuerpo y sobre la vida naciente que depende de ellas.


Las madres apreciaron mucho la cercanía y el encuentro con los voluntarios. En Tigre, el equipo les propuso un juego de preguntas y respuestas sobre la maternidad y los temas que hablarán a futuro. Por cada respuesta acertada, las mamás recibieron rosas rojas con mensajitos sobre la maternidad. La dinámica cayó muy bien en el grupo de 10 madres que participaron del taller y sirvió para unir al grupo.


Las realidades percibidas en cada barrio coincidieron con el sondeo realizado de antemano por los voluntarios. Entre las participantes del programa, hay madres adolescentes, algunas de ellas solteras y con sus parejas en situación de cárcel. Algunas tienen problemas de lactancia; otras, con más hijos, ven con preocupación su futuro, y hay entre ellas quienes pensaron en abortar a sus hijos.


Los Defensores de Mamás acordaron volver en 15 días con médicos y otros especialistas para acercarles, desde una mirada profesional, información sobre el cuidado del cuerpo y de la sexualidad.


Algunos testimonios de voluntarias:

  • Nos recibieron con abrazos y con sonrisas, y agradecieron mucho la presencia. En Muñiz fue diferente el modo de relacionarse con las mamás: fue más espontaneo, más íntimo... como una charla de amigas.Cada una contó su experiencia de vida. Una mamá de 17 nos dijo que se le había muerto su primer hijo a los 14, y que su pareja estaba presa. Su única compañía es la suegra. Tenia problemas con la lactancia. Otra madre había querido abortar al esperar su tercer hijo y le costaba mucho aceptarlo. Quizás vayamos sábado por medio para acompañarlas del mejor modo. (Mariana, 20 años. Estudiante de Medicina).


  • Con la "dinámica del fósforo" las madres se fueron presentando y contando cuáles eran los momentos más felices de su vida. Durante la charla, cada una contó los oficios o trabajos que conocía, y coincidieron que la mejor profesión era ser mamás.También hablaron de lo que sucede cuando se es madre, porque puede ser que el bebé sea esperado o no. Les preguntamos cómo habían vivido las noticias de sus experiencias de mamás. Una mami contó que estaba esperando el séptimo hijo y que había pensado en abortarlo e incluso hacerse una ligadura de trompas. Otras estaban contentas, pero algunas tenían se sentían solas. Lo importante fue asegurarles que vamos a acompañarlas. (Sofía, 25 años. Licenciada en Psicología)



#buenosaires #lanzamiento

Archivo
Buscar por Etiquetas
No hay tags aún.
Seguinos
  • Facebook - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Vimeo - Black Circle